BELLEZA Y NUTRICIÓN

Consejos perfectos para tratar pieles grasas

Gold-collagen

Nuestra piel se vuelve más o menos aceitosa o grasa según en la etapa de la vida en la que estemos y en ocasiones solo en ciertas zonas de la cara. Algunas personas tienen partes más aceitosas que otras (por ejemplo en la frente, en el centro de la cara, en la nariz o en la barbilla), y en cambio tienen las mejillas secas. Las personas con la piel muy aceitosa llegan a poder tener la piel muy deshidratada, por lo tanto, es importante usar los productos correctos en la piel grasa para tratar de mantenerla saludable: ¡el equilibrio es la clave!

En cuanto al lavado de cara, las personas con la piel grasa a menudo prefieren limpiarse con cremas espumosas, ya que deja una gran sensación de limpieza, pero esto puede quitar fácilmente a todas las pieles y el propio aceite natural, lo que provoca una sobrecompensación porque la piel producte aún más aceite, ¡y este no es el objetivo buscado! Es muy importante usar jabones y limpiadores que no estropeen nuestra piel y que ayuden a conseguir un buen balance. CONSEJO: prueba de usar un aceite limpiador, puede parecerte que no es el producto correcto, pero te sorprenderás cuando veas y sientas tu piel limpia y relajada.

Hidratación para pieles grasas: la gente que tiene la piel grasa nunca piensa que su piel se pueda deshidratar pero es algo que si que puede suceder. Estas personas piensan que no necesitan hidratarse porque su piel ya es aceitosa por si misma, pero esto es una equivocación. Efectivamente se tiene que evitar usar cremas hidratantes muy aceitosas, pero se pueden usar cremas hidratantes libres o bajas en aceite, las cuales aportarán a la piel acido hialurónico para mantener la piel hidratada (H20) pero no las dejará más grasas.